TPL_EXPERTS_SEARCH

Inicio Institucional Transparencia Servicio al contribuyente Gestión institucional Normativa tributaria Investigación tributaria Contactos


TPL_EXPERTS_NAV_VIEW_SEARCH

TPL_EXPERTS_NAVIGATION


El SIN reitera que artistas nacionales están exentos del pago de impuestos

La Paz, 12 de abril de 2017.- El presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Mario Cazón, aclaró que los artistas nacionales están libres del pago de impuestos, cuando realizan un evento cultural por cuenta propia, de acuerdo con lo establecido en la Ley 2206, su decreto reglamentario y otras disposiciones legales vigentes.

La autoridad hizo esta aclaración un día después de reunirse con el Sindicato Boliviano de Artistas en Variedades para aclarar que el SIN no está trabajando una nueva normativa para que cada artista saque Número de Identificación Tributaria (NIT) o para crear nuevas obligaciones tributarias.  

“La Ley 2206 y su decreto reglamentario 1241 —afirmó Cazón—, que básicamente hablan de los beneficios, precisamente, del artista boliviano, en los cuales se establece, pues (…), que las actividades de producción, presentación y difusión de eventos de teatro, danza, música nacional (…), que sean producidos por artistas bolivianos, están exentos del Impuestos al Valor Agregado (IVA), el Impuesto a las Transacciones (IT) y el Impuesto sobre las Utilidades (IUE)”.

Dejó en claro que la Administración Tributaria solo aplica las disposiciones vigentes y recordó que la Ley 2206 fue promulgada el 30 de mayo de 2001 por el gobierno de Hugo Banzer, y que el Decreto Supremo Nº 1241, que reglamenta dicha ley, se emitió en mayo de 2012, en la gestión del presidente Evo Morales. Es decir que estas normas ya existían.

Cuando un artista boliviano quiere realizar un espectáculo público por cuenta propia o a través de personas naturales o jurídicas (también inscritas en el Registro Plurinacional de Artistas, del Ministerio de Cultura y Turismo) debe solicitar al SIN la dosificación de facturas sin derecho a crédito fiscal.

“Prácticamente —dijo Cazón—, el monto por las entradas que han dosificado llega Bs81.182.370. Y, ¿quiénes han hecho los conciertos? (…); estos conciertos los han hecho por ejemplo, los Kjarkas, con un valor aproximado en el tema de entradas de Bs2.477.500; el grupo Kalamarca, también el año 2016, ha dosificado facturas sin derecho a crédito fiscal, por el monto de Bs523.000”.   

Pidió a los artistas afiliados al Sindicato Boliviano de Artistas en Variedades que no se dejen sorprender con información sesgada, que solo busca desorientarlos.

Como constancia del diálogo con el SIN, los representantes del Sindicato Boliviano de Artistas en Variedades firmaron, este 11 de abril, un acta de reunión, en el que constan nombres de sus representantes, como el de Demóstenes Sanabria López.

En el encuentro, se acordó que la Administración Tributaria realizará lo más antes posible cursos de capacitación para los afiliados del Sindicato Boliviano de Artistas en Variedades, para compartir con ellos, los beneficios que tienen mediante la Ley 2206.

También especificó que cuando un artista presta un servicio por contrato debe pagar los impuestos correspondientes, según establece la Ley 843 Código Tributario Boliviano, de 1986.

En este punto, especificó que quien contrata los servicios de un grupo musical debe exigir factura por el servicio contratado, caso contrario deberá realizar la retención y pagar el impuesto correspondiente.

“Hay que diferenciar —añadió—, los artistas tienen el derecho de estar exentos de los impuestos cuando hacen conciertos para difundir su música en eventos públicos con entradas; (pero) cuando una persona natural hace una fiesta de cumpleaños, contrata un grupo (…), ahí hay una prestación de servicio. Entonces esa prestación de servicio está alcanzada por los impuestos”. 

El SIN realiza el control de espectáculos públicos con fines lucrativos, que implican la prestación de servicios de grupos musicales, para que haya la correspondiente emisión de facturas.

Por este control, la Administración Tributaría conoce que, entre 2006 y 2017, el Estado percibió una recaudación tributaria de Bs23.894.000 por la presentación de artistas nacionales o extranjeros.

Cazón afirmó que quienes no pagaron impuestos por estos espectáculos públicos, deberán hacerlo con las multas respectivas, según establecen las normas vigentes.

TPL_EXPERTS_ADDITIONAL_INFORMATION